miércoles, enero 19, 2005

POSESIÓN. Romance, de A. S. Byatt

Posesión. Romance.
Possession. A romance
A. S. Byatt
Traducción de María Luisa Balseiro.
Editorial Anagrama.
Barcelona, 2001
542 Pags.

Argumento

Roland Mitchell, investigador literario, encuentra entre las páginas de un libro que perteneció al poeta Randolph Ash, objeto de su estudio, una carta que éste escribiera a una misteriosa dama. Decide no comunicar este descubrimiento a sus superiores, roba las cartas e inicia él mismo una investigación.

Opinión

Como en toda buena novela, el argumento, así, a secas, siempre resulta mezquino, pero decir más empeoraría las cosas. Este argumento es sólo el pasillo central de un gran edificio con muchas puertas que se abrirán en distintas direcciones.
Byatt construye dos historias paralelas, valiéndose de múltiples recursos que irán aportando cuerpo y textura a la historia. Apoyada en la estructura básica de una novela de suspense, excede el género y se convierte también en una de romance, de aventuras, de vindicación, de erudición, de poesía.
Encontré, en Posesión, una sensación similar a la que se experimenta al leer a James, una sensación de superioridad, de poder, de control. El lector sabe más de la historia, que los propios protagonistas, por la variedad de ángulos desde dónde se asiste a los acontecimientos, esto genera tantas y tan distintas impresiones que hace que las ideas se multipliquen y reboten dentro del cráneo como átomos. Es imposible dejar de leer.
Posesión es una de esas novelas, que sabes que vas a volver a leer, que necesitas volver a leer, que no prestaras a nadie por miedo a perderla.
Me sorprende enormemente que sea una novela casi desconocida. Si bien es posible que sea difícil de abordar, por la temática (que es en cierto punto tramposa) y por la impresión que puedan causar los capítulos en poesía que la componen, no se merece, en absoluto, la falta de lectores que estoy segura que posee. Los diferentes estilos de prosa y la poesía, que Byatt ha construido, son tan delicadamente hermosos y equilibrados, que me dejaron totalmente fascinada. Tiene un lenguaje hermoso e inmenso, es audaz y ambiciosa, es enorme. ¿Merece una novela semejante un publico tan pequeño? Estoy segura que no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario