jueves, mayo 14, 2015

CIUDAD ABIERTA de TEJU COLE














CIUDAD ABIERTA de TEJU COLE
open city 2011
Edtr. Acantilado 295 Pág.
Tradct. Marcelo Cohen


El discurrir de la novela, el planteamiento, es simple: Julius, un psiquiatra, de padre nigeriano y madre alemana, está en prácticas en un hospital de Nueva York. Durante la novela va recorriendo la ciudad , además de recordar su vida de niño en Nigeria y el paso por Bruselas durante una breve estancia de vacaciones. En todos los lugares conoce a gente, y con ellos habla y saca conclusiones de esas conversaciones. Escrito en primera persona, son sus reflexiones sobre las cosas que ve, oye, discute, se le ocurre o le suceden ahora o le sucedierón de adolescente en Nigeria son las que predominarán en el discurrir de la novela.


¿Así de simple? No. Si buscas una novela con acción ésta no es la que debes leer, olvídate de ella; en cambio encontrarás otros valores, otras condiciones; verás puntos de vista diferentes, ideas interesantes, valores en los que no había pensado, partes del mundo que no habías visitado, visiones que no habías tenido... Sacarás conclusiones, te hará pensar, acentuarán tu sentimiento crítico, conocerás puntos de vista acaso nunca oídos, saldrás de un mundo privado para acercarte a un lugar no exactamente público, pero sí todo lo concurrido que es el auditorio donde se lee este libro.


¿Pero de qué habla la novela? Pongámonos en situación: una persona recorre su mundo, tan estrecho como puede ser Nueva York, en especial, y Lagos o Bruselas, en menor modo, e imagínate que ese alguien empieza a recorrerlas a pié, mirando sus fachadas, sus parques, las personas con las que se cruza, las calles que recorre, y que las va describiendo con simpleza y admiración. Luego ese hombre entrará en un auditorio de música clásica y va describiendo lo que oye, las sensaciones y recuerdos que le producen las notas que salen de los instrumentos. Más tarde, cuando sale del auditorio, entra a cafés o tiendas o cines o viaja en avión o simplemente pasea con amigos o va a visitarlos en casa; en esos lugares encuentra personas con las que entabla conversación, interesante, y habla sobre arte, política, racismo, pobreza, sobre Palestina e Israel, sobre ser inmigrante, sobre historia, sobre el atentado de las torres gemelas...Es decir sobre temas que importan, que son actuales y que necesitan ser vistas por puntos vistas diferentes para ser estudiadas desde los ojos que no son los suyos. En todas esas conversaciones, Julius, que es ese alguien, oirá y admitirá con un especie de compasión y educación las objeciones, las ideas diferentes, los sentimientos distintos al suyo, pero no con la compasión de la superioridad, sino de la comprensión. En todos estos casos Julius, un hombre culto, educado, comprensivo, enseña su modo de vivir en la que ha aprendido a ser moderador y conciliador no sólo con las ideas ajenas sino con todas las personas, con las que busca un modo de ser adecuado en cada momento. Pero...


Éste es el momento de una digresión: cuando pensé hace mucho tiempo como bebe ser una reseña hecha por mí, ésta debería sera una somera descripción del tema y discurrir del libro y una opinión propia, por lo tanto subjetiva, de lo que crees que dice el libro, lo que buscaba el autor y lo que opinas si lo ha conseguido o no; describir la sensación que me deja,  tratarlo como un texto sin pasado, es todo lo que es, totalmente mio. Debia evitar escribir cualquier cosa que destripe el libro al futuro lector, puesto que esa reseña debe dar una idea de la historia, pero olvidarse del todo de describir situaciones que hagan perder su magia al libro. Aquí está mi problema con este libro; es más, puede pasarme que esta simple digresión ya haga estar atento al posible lector de que hay algo en esta novela que puede ser ¿diferente?, y pudiera revelar lo que no debía hacerlo . Bueno... Pudiera ser... Así que sólo les diré que la diferencia entre una buena novela y una gran novela está, a veces, en pequeños detalles que lo alteran todo.


wineruda

2 comentarios:

  1. De la novela revelas lo suficiente para mí: que es una lectura de sensaciones y reflexiones. Diferente, pues miel sobre hojuelas.

    ¿Puntos de vista? Tengo una camiseta que pone: "En una reunión de puntos de vista ninguna se puso de acuerdo con otra"

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana

    Mi problema era no revelar más de lo que debiera, puesto que esta novela tiene "algo" que, para mí, la cambia, la cuestión es si ya con decir que hay algo que "la cambia" ya era revelar demasiado. Creo que el lector debe llegar "virgen" a la lectura de las novelas, y más en este caso.

    Gracias por comentar
    un abrazo
    wineruda

    ResponderEliminar