jueves, junio 21, 2018

SOBRE LO AZUL de WILLIAM H. GASS



























SOBRE LO AZUL de WILLIAM H. GASS
On being blue (1976)
La Navaja Suiza editores 146 Pag.
Trad. Ce Santiago

Lo azul...


Gass interpreta lo azul, no lo describe, interpela a lo azul, lo crea, lo trampea, lo discurre, lo reinterpreta, miente y crea, ficción-invención- y realidad, ensayo ficticio.
Es un libro de ensayo tratado, en momentos,  como ficción, tratado como una descripción de un mundo, una interpretación, diría, de la interpretación, una mirada a lo que discurre por la ficción y la realidad y la opinión ¿Se puede hacer ficción de la ficción? Lo azul como filtro, o mejor, lo azul como líquido amniótico en el que flota lo creativo, azul.
Gass describe todo lo que existe azul, todo lo que en el universo tiende a ser azul; pero, si lo pienso no es todo lo azul, dije mal, sino el universo azul de Gass, una lista grande o pequeña de cosa que cree azules… y lo son… pero lo son porque él, que mira, los traduce así. La impostada realidad de lo azul. Convenio cerrado en lo que lo azul cubre el universo. La interpretación que hace Gass de lo azul, la realidad que él ve, no coincide con los de los otros, así que en realidad es que el azul de Gass se circunscribe a este libro, a este universo azul que ha encerrado entre páginas blanca; todo es pura interceptación, todo es pura metáfora de lo azul. Sí, diría, a veces al  menos, una sucesión de metáforas que parten de lo azul: lo azul como corrector y empuje  de la ficción. El universo de la ficción traducido, visto por Gass como un ejercicio de glotonería de las palabras que en la creación abundan, se desparraman, se comen todo:

  • -          EL sexo interpretado por la ficción no es más que un sucesión de verdades despiadadas, casi sucias, Gass busca la realidad de lo cocinado, no de lo crudo  y expuesto; lo azul como redentor de exposiciones literarias, Una retahíla de escritores que vieron el mundo de lo sexual en la literatura con una mirada que no es golosa ni excéntrica ni siquiera obscena, es tramposa: es metáfora, es una mirada que reina en lo literario; y que  como lo azul es distinto: el mundo es azul como los ojos de los amantes o algunas bolas de billar o como los reflejos de agua de mar de lejos
  • -           Lo azul reina en el mundo y es la realidad, Gass se defiende de lo no azul, el mundo es redondo, es perfecto, porque es azul, porque es la realidad, al menos la de este libro, o del pensamiento de Gass, por lo tanto, si es así, todo lo que existe al menos en este recuadro de hojas blancas y portada azul, con este calor de verano y en este tiempo tan cerrado, es Gass y el pensamiento de él, ahora, ya, es AZUL.

¿Pero qué es este libro?’ me preguntan -o hago que me pregunten, es ficción ahora aquí también-. Pues es la recreación del pensamiento del autor. Se cuestiona  todo en el pozo de humor en el que están sumergidas las ideas que desfilan o se acumulan en el texto: van extendiéndose como una imagen casi inconcreta que va desvelándose según conoces las palabras que se suceden en el libro, no es ironía sino pausada y amable, digamos –lo acepto- que solamente es alegre, ella prepara el camino para enseñar una disposición casi poética de las palabras, bueno de las frases o las ideas,- las palabras por sí solas no son poéticas, lo  son las frases, o lo son los libros  o lo son los conceptos-, ellas componen un universo propio que habla de lo azul, ya lo he dicho sí, y también de un análisis de la ficción, -a veces del sexo en la literatura  o de las blasfemias o los insultos en la literatura; o específicamente de la representación literaria y filosófica de lo azul, -que se extiende para entenderse  qué es la representación de las cosas en la literatura o la interpretación de ellas  u otras en la filosofía-.”Sobre lo azul” es la interpretación –sostenida a veces en formas de entender o sobrentender lo azul en palabras en inglés-, decía que lo azul es lo que ha escogido el autor para crear un ensayo sobre la ficción, y siendo, en efecto como he dicho antes, o querido decir al menos, el ensayo es un arte en el que no suele existir la ficción, pero Gass lo adopta por el puro hecho de crear   una obra artística, como lo son cualquier otro ejemplo de literatura creativa o poética o lo que sea que se les ocurra. Y lo hace para, articulando el tema de lo azul, enseñar  y concebir  diferentes teorías sobre la creación, sobre la ficción, y en cómo tratar el mundo de lo artístico.

 Su universo  de ideas en este caso es azul, dirán que, por lo que digo, pudiera ser fácilmente también blanco, o rosa, o verde o podría ser de seda o podría ser de esparto o ser como una alfombra; pero no… el universo creado por Gass en este ensayo poético mentiroso, es azul, porque lo azul es humano, divino, es terrenal y marítimo, es diamante y es culo de botella, y es sexo, y es canción, es policía y es bandera, y es real y es mentiroso… y es SU decisión como autor, pero lo hace reflejando  que lo azul es convencional: pongamos que es el centro, es el cosmos del libro la idea de que un color puede recordar, o ser metáfora de ello: el color y las palabras, la palabra con color. Porque la palabra azul es algo acordado en la sociedad, y nos es llegado por las ondas electromagnéticas que nos reflejan en el ojo y por ello lo describimos como AZUL;  del mismo modo lo literario o el proceso de creación es algo, igual, convencional acordado por la sociedad, que nos llega por la vista el oído, vista o el tacto, y le damos el nombre de novela, poesía, pintura, ARTE, todo es relativo, todo es azul, todo podría ser de otro modo, y puede ser de otro modo, Leed a Gass y lo veréis.


Lo azul.

Azul cielo, pájaro azulejo, el pescado seco en la lonja, o el azul de los hierros quemados o el azul de este universo literario –esta idea- inclasificable y absolutamente inolvidable.

wineruda  

4 comentarios:

  1. El azul es mi color favorito, el que hay en el cielo, no tanto el estival como el invernal (cuando no está cubierto y grisáceo), el azul, también, del mar en su lejanía. Hay algo en esos azules que me parece místico, me atraen hacia su profundidad... no sé explicarlo con palabras, pero sé muy bien lo que es al contemplarlo.

    Un ensayo que se titule "Sobre lo azul", escrito por W H. Gass, parece encerrar la promesa de una lectura que llega a ese azul, que yo solo alcanzo a contemplar.
    Apetecible...

    Cuídate Wineruda ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lectura distinta. De esas que a cualquiera con curiosidad por la literatura en todas sus fases le atraerá. Gass ew muy bueno, al menos para mí que tengo debilidad por esa generación nortemaericana; que por cierto este libro me ha dado una alegría porque buacando cosas del traductor, que me ha parecido muy bueno, me he enconrrado con que ha traducido a Gilbert Sorrentino el que faltaba por traducir de eaa generación - movimiento. No tardaré en comprarlo ;)
      Cuídate Paco
      Gracias

      Eliminar
  2. En esta tierra, es un libro 'in' -inhallable, inencontrable, indisponible...-. Me gusta el planteo que nos narras. Al fin y al cabo, Carl Sagan decía que vivimos en un planeta azul pálido, no muy lejos del sentido que parece darle Gass a ese color en su ensayo.
    Me sorprende encontrar en tus líneas a Gilbert Sorrentino, de quien me han llegado buenos comentarios a través de la traducción de 'Aberración estelar'.
    Como sabes, lo mío siempre será una espera. Debe ser que desciendo -literariamente- de Zama.
    Como ves, degustarte de a poco es mi estilo.
    Un gran abrazo, Wine.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro de una editorial pequeñita será raro que llegue hasta allí, pero todo depende de lo que se venda, supongo.
      EN cuanto a Sorrentino, lo tenía en mente desde , uf, 18 años atrás cuando comencé a leer a Barth, Gass, Gaddis, él era el que no había sido traducido, hasta ahora... Lo estaba esperando. ahora a ver si me convence:
      cuídate

      Eliminar