domingo, enero 23, 2005

EL OTOÑO DEL PATRIARCA de Gabriel García Márquez

EL OTOÑO DEL PATRIARCA (El otoño del patriarca) Gabriel García Márquez Editorial: Plaza & Janes
Año :1975
Páginas 271




Argumento





García Marquez se desparrama en un torrente sin final de palabras duras, satíricas, crueles; no exentas de un humor no condescendiente hacia un personaje como el de ese dictador sudamericano, anónimo en este caso. Personaje-tipo ya narrado y descrito por otros novelistas pero que G. G. M. destroza hasta en sus más milimétricos detalles; sin compasión. Golpea el amodorramiento y el conformismo del pueblo, la crueldad sin límites, el poder sobre la vida y la muerte, la podredumbre humana que rodea la figura del dictadorzuelo desde los tiempo del vómito negro. Hasta el amor se encenaga cuando pasa por sus manos, aunque es Manuela, pobre entre los pobres y amante obligada del señor, la única que burla su poder. Al final lo queda es la soledad del poder absoluto entre un desierto de muertos No debo de dejar de citar la originalidad del estilo de G. G. M. en esta obra, ya que prácticamente no hay comas y hay algún punto "para respirar"; todo es una frase larga que vuela del presenta al pasado para volver allí, con diálogos directos o indirectos pero sin guión aparte...




Opinión personal





Admitiendo todas las objeciones desde mi punto de vista "El otoño del patriarca" es la mejor novela de G. García Márquez. Todo el complejo mundo que se recrea en el libro desde el cromatismo de los paisajes, el realismo de los personajes, la crudeza de las imágenes , hasta ese tipo de estilo que eligió (se podría describir como algo así como escriturasinresuello) es parte de la agobiante, cruda, humorística por increíble, satírica por razonable, trama y del grandioso paisaje de la historia. Es uno de los 4 libros que he podido releer en mi vida (otro es "Cien años de soledad") cosa que para mí es un detalle (hay días que me fío mucho de mi cerebro y si eso dice...) y muestra, aparte del propio argumento narrativo, la fantástica manera que tiene G. G. M. de mostrar, describir y rodear la historia de vida y ambiente; de manera que hasta sientes el calor húmedo y sofocante y el olor de la tierra tras la tormenta que hace que en los crudos días fríos del norte donde yo vivo, busque un libro suyo y lo lea para calentar las manos y destaponar la nariz.

10 comentarios:

  1. Jamás he leído una descripción tan precisa, tan detallada, sobre la figura de un dictador. No es que García Márquez descubra nada nuevo sobre este tipo de personajes, es que ahonda tanto en esos rasgos característicos, los escenifica de tal forma, que yo diría que no se le escapa nada.
    Es de esas pocas novelas en las que fondo y forma están tan fuertemente unidos que si se hubiera elegido otra opción quizás sería una buena novela, pero tal y como fue creada la convierte en obra maestra.
    Su lectura no es fácil, es de esas, como yo digo, que te sumerges en ellas y casi no puedes respirar, y no lo digo por la casi ausencia de puntos en su narración, es que es un retrato, una historia, que observas y casi percibes como real, la crueldad, el delirio, el absurdo…hasta el mal olor, y la tensión propia de ambientes cargados y opresores, y la destrucción, y lo grotesco, y la agonía, y la demencia, y…
    Una narración como ya he dicho, casi sin pausas, con la voz de un narrador pero con múltiples puntos de vista.
    Una novela abrumadora en todos los sentidos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Crónica de una muerte anunciada; me parece una excelente obra, debido a que abarca aspectos cotidianos y su forma de envolver o persuadir al lector es garrafalmente absorta y conspicua.
    A pesar de que con el título se deduzca el descenlase de la obra, pues para las peresonas meticulosas, esto induce a que sea leída.

    RAIDELYP CORDERO.
    (07-01-2008)

    ResponderEliminar
  4. No coincido tu punto de vista, ciertamente es una novela muy rica en los rasgos descriptivos y en la reflexión del tema, pero me parece totalmente carente de acción y muy cansina. Me gustó más Cien años de Soledad.

    ResponderEliminar
  5. Estoy completamente de acuerdo con que ésta es la mejor obra de García Márquez.
    Enhorabuena por el blog, es un excelente trabajo. ¿No habéis pensado en ordenar las críticas por orden alfabético, de forma que se pueda buscar el libro que a uno le interesa?
    Un saludo,
    Martín

    ResponderEliminar
  6. Estupenda descripción, Por mi parte, sólo añadir que es "mi libro" de cabecera, Lo habré leído no menos de diez veces y siempre consigue el mismo efecto en mi: hacerme reir. La primera vez me pilló por sorpresa pues lo empecé a leer sentado en la terraza del bar Maritim de Cadaqués (lugar que, como bien sabéis, G.G.M. juró no volver a visitar jamás) y no pudiendo contener el ataque de risa, esa risa que hace que te duela el estómago, di tal espectáculo que en las mesas vecinas no sabían si lloraba de pena, de risa o de locura. Yo siempre recomiendo leerlo con acento colombiano.

    ResponderEliminar
  7. Hola
    Cierto que es una gran novela, la releo cada cierto tiempo, como remedio contra la mala literatura, es un oasis...
    un saludo

    ResponderEliminar
  8. Coincido totalmente con Wineruda sobre las virtudes de este maravilloso libro de un maestro indiscutible. Me he peleado hasta el cansancio en foros de aquí y allá, con amigos del bar y otros lectores enardecidos por la afrenta que les significaba que ponga a EL OTOÑO DEL PATRIARCA por sobre Cien años de soledad o cualquier otro libro escrito por Gabo.Y si bien no es menos cierto aquello sobre "gustos y colores", tampoco lo es que el mismísimo García Márquez reconozca públicamente en un diario de mi país, Argentina, que su obra más comprometida con la REALIDAD es El Otoño del Patriarca y qué,obviamente, es su preferida, tenemos tela para cortar largo rato.
    Bravo Win, maestro...como siempre.

    ResponderEliminar
  9. Naturalmente, he olvidado aclarar la ironía de García Márquez, cuando se refiere a su " obra más comprometida con la " realidad", aunque quizás no era necesario aclarar este punto pues los lectores de del genial Gabo saben de sobra cuan poco le cuesta magnificar a extremos inconcebibles, hechos que por triviales, graves u horribles, no pueden alcanzar la magnitud de la "Realidad" expresada en la entrevista citada en el comentario anterior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José
      Lo cierto es que es como la pregunta si quieres más al padre o a la madre, pero aun hoy años después de haberla leído tengo restos en la cabeza del patriarca, más aún que de los Aurelianos o Úrsulas o...

      pero tienes razón
      para gustos...
      un abrazo

      Eliminar